Puede ser difícil entender algunas de las palabras que su equipo de atención médica utiliza para hablar sobre su enfermedad. A continuación se presentan los términos claves utilizados para describir el cáncer de seno:

 

Carcinoma: este término se usa para describir un cáncer que ha comenzado en la capa de revestimiento de órganos como el seno. Casi todos los cánceres del seno son carcinomas (carcinomas ductales o carcinomas lobulillares).

 

Adenocarcinoma:  éste es un tipo de cáncer que comienza en el tejido glandular (tejido que produce y segrega una sustancia). Los conductos y los lobulillos del seno son tejidos glandulares (producen leche), por lo que a los cánceres que comienzan en estas áreas algunas veces se les llama adenocarcinomas.

 

Carcinoma in situ: este término se utiliza para la etapa temprana del cáncer, cuando sólo sigue en la capa de las células donde se originó. Cuando se refiere al cáncer de seno, in situ significa que las células cancerosas están solamente en los conductos (carcinoma ductal in situ) o en los lobulillos (carcinoma lobulillar in situ). No se ha propagado al tejido más profundo en el seno ni a otros órganos del cuerpo. Algunas veces se les conoce como cánceres no invasivos del seno.

 

Carcinoma invasivo (infiltrante): un cáncer invasivo ya ha alcanzado más allá de la capa de células donde se originó (contrario al carcinoma in situ). La mayoría de los cánceres del seno son carcinomas invasivos (carcinoma ductal invasivo o carcinoma lobulillar invasivo).

 

Sarcoma: éstos son cánceres que comienzan en los tejidos conectivos, tal como el tejido muscular, el tejido adiposo o los vasos sanguíneos. Los sarcomas del seno ocurren muy pocas veces.