• Fíjese si siente una bolita dura, la piel más gruesa o cualquier cambio en el tejido del seno.
  • Coloque una almohada debajo de su hombro derecho y ponga el brazo derecho debajo de la cabeza
  • Con la mano izquierda extendida, examínese con la yema de los dedos, usando los tres dedos del medio
  • Examínese haciendo presión leve, moderada y firme en cada área del seno, usando pequeños movimientos circulares
  • Examínese de arriba hacia abajo
  • Busque cambios de toda el área del seno, arriba y abajo del cuello (clavícula) y en la axila
  • Repita estos pasos en el seno izquierdo
  • Puede repetir estos pasos de pie mientras se baña, con las manos enjabonadas.
    autoexamenautoexamen
    FUENTE: Susan G. Komen For the Cure.