Articulo realizado por: Dra. Giselle Erazo Beltrán

DERMATOLOGA CLINICA, QUIRURGICA, ONCOLOGICA, Y ESTETICA

PEAU BELLE CENTRÉ DERMATOLOGIE ESTHETIQUE

CEL: 0998010079    Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel. En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminan a los tejidos del derredor.

El cáncer puede empezar casi en cualquier lugar del cuerpo humano, el cual está formado de trillones de células. Normalmente, las células humanas crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células normales envejecen o se dañan, mueren, y células nuevas las remplazan. Sin embargo, en el cáncer, este proceso ordenado se descontrola. A medida que las células se hacen más y más anormales, las células viejas o dañadas sobreviven cuando deberían morir, y células nuevas se forman cuando no son necesarias. Estas células adicionales pueden dividirse sin interrupción y pueden formar masas que se llaman tumores.

El cáncer de piel es por mucho el tipo de cáncer más común. Casi todos los casos de cáncer de piel pueden ser tratados eficazmente si son detectados en sus etapas iniciales

Quienes pueden desarrollar cáncer de piel?

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero es más común entre quienes:

        Pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol

        Tienen piel, cabellos y ojos claros

        Tienen un familiar con cáncer de piel

        Tienen más de 50 años de edad 

 Cuál es la incidencia de cáncer de piel en Quito?

La incidencia de cáncer de piel ha aumentado en todo el mundo. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que cada año se producen a escala global diez millones de nuevos casos de esta patología.

En Ecuador, el número de enfermos de cáncer a la piel se ha incrementado 500 veces en los últimos cinco años, lo que representaría un 5.000% según el Ministerio de Salud Pública, de acuerdo con estas cifras en 2005 la incidencia de esta enfermedad era de una por cada 100 mil personas, lo que representaba un 0,001% de la población, mientras que el año pasado fue de una por cada 100 personas, lo que representaba un 1%. Según los datos levantados por la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (SOLCA), las ciudades con más incidencia de esta enfermedad están en la Sierra, esto se debe a que expertos en Ecuador hallaron un "debilitamiento sostenido" de la capa de ozono sobre la franja ecuatorial del planeta y niveles "anormalmente elevados" de radiación ultravioleta en varias ciudades del país en el año 2009. Según la Organización Mundial de la Salud, 11 UVI es el máximo nivel de radiación tolerable seguro para la exposición humana, el nivel más alto de radiación ultravioleta registrado por la Agencia Espacial Civil el año pasado fue de 23 UVI en el territorio ecuatoriano. La radiación ultravioleta es la causa principal del cáncer de piel y siendo la radiación en nuestro país el doble de la recomendada por la OMS es de esperarse que la incidencia de cáncer de piel en nuestro país incremente aún más. El tratamiento que se recomienda cuando se presenta esta enfermedad de la piel es la cirugía la cual debe ser realizada por un dermatólogo entrenado. Em el Hospital Carlos Andrade Marín del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social a través del servicio de Dermatología en el año 2015 diagnosticaron 1066 casos de cáncer de piel no melanoma y 56 casos de melanoma, al comparar con el año 2013 y 2014 la cifra va en aumento.

 Cuáles son los tipos de cáncer de piel?

 Carcinoma de células basales

 

El carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer de piel. Alrededor de ocho de cada diez casos de cáncer de piel son carcinomas de células basales (también llamados cánceres de células basales). Cuando se observan con un microscopio, las células en estos cánceres lucen como células en la capa más inferior de la epidermis, llamada capa de células basales.

Por lo general, estos cánceres surgen en las zonas expuestas al sol, especialmente la cabeza y el cuello. Estos cánceres tienden a crecer lentamente. Es muy poco común que el cáncer de células basales se propague a otras partes del cuerpo. No obstante, si un cáncer de células basales se deja sin tratar, puede extenderse a las áreas cercanas y afectar los huesos, así como otros tejidos debajo de la piel.

Si no se extrae completamente, el carcinoma de células basales puede recurrir (reaparecer) en el mismo lugar de la piel. Las personas que han tenido cánceres de piel de células basales también tienen una probabilidad mayor de padecer nuevos cánceres en otros lugares.

 

Carcinoma de células escamosas

Alrededor de dos de cada diez casos de cáncer de piel son carcinomas de células escamosas (también llamados cánceres de células escamosas). Las células en estos cánceres lucen como versiones anormales de las células escamosas vistas en las capas externas de la piel.

Estos cánceres comúnmente aparecen en las áreas del cuerpo expuestas al sol, tales como la cara, las orejas, los labios y el dorso de las manos. También puede surgir en cicatrices o llagas crónicas de la piel en otras partes del cuerpo. Algunas veces comienzan en las queratosis actínicas (se describen a continuación). Con menor frecuencia, se forman en la piel del área genital.

Los cánceres de células escamosas tienen más probabilidad de crecer hacia las capas más profundas de la piel y propagarse a otras partes del cuerpo que los cánceres de células basales, aunque esto sigue siendo poco común.

Los queratoacantomas son tumores en forma de cúpula que se encuentran en la piel expuesta al sol. Puede que comiencen a crecer rápidamente, aunque su crecimiento por lo general es lento. Muchos queratoacantomas se encogen e incluso desaparecen por sí solos con el transcurso del tiempo sin tratamiento, pero algunos pueden continuar creciendo y unos hasta pueden propagarse hacia otras partes del cuerpo. A menudo es difícil predecir su crecimiento de modo que muchos expertos en cáncer de piel los consideran un tipo de cáncer de piel de células escamosas y los tratan como tales.

 

Melanoma

 

Estos cánceres se originan a partir de los melanocitos, las células de la piel que producen los pigmentos. Los melanocitos también pueden formar crecimientos benignos (no cancerosos) que son conocidos como los lunares. El melanoma es mucho menos común que los cánceres de piel de células basales o de células escamosas, pero es más propenso a crecer y propagarse si no se trata.

Tipos de cáncer de piel menos comunes

Otros tipos de cáncer de piel son mucho menos comunes y se tratan de maneras diferentes. Entre estos se incluye:

       Carcinoma de células de Merkel

       Sarcoma de Kaposi

       Linfoma cutáneo (piel)

       Tumores de los anexos de la piel (tumores que se originan en los folículos pilosos o en las glándulas de la piel)

       Varios tipos de sarcomas

En conjunto, estos tipos representan menos de 1% de todos los casos de cáncer de piel.

Qué es el Autoexamen?

Hacerse un autoexamen de la piel consiste en revisar dicha piel en busca de masas o cambios cutáneos inusuales. Un autoexamen de la piel ayuda a encontrar muchos problemas cutáneos a tiempo. Detectar a tiempo el cáncer de piel puede brindarle una mejor oportunidad de curarse.

Revisarse regularmente la piel puede ayudarle a notar cualquier cambio inusual. Estos consejos pueden ser útiles:

       El momento más fácil para hacer el examen puede ser después de bañarse o ducharse.

       Si usted es una mujer y se realiza autoexámenes de mama regulares, este también es un buen momento para revisarse la piel.

       Si es posible, utilice un espejo de cuerpo entero en una habitación con luces brillantes para que pueda verse todo su cuerpo.

Busque varias cosas al hacerse un autoexamen de la piel.

Marcas cutáneas nuevas:

       Protuberancias

       Lunares

       Manchas

       Cambios de color

Lunares que han cambiado de:

       Tamaño

       Textura

       Color

       Forma

Lunares con:

       Bordes irregulares

       Diferencias de color

       Falta de lados iguales (se ven diferentes de un lado a otro)

También busque:

       Lunares o llagas que continúan sangrando o no sanan

       Cualquier lunar o masa que parece muy diferente de otras protuberancias de la piel a su alrededor

Para hacerse un autoexamen de la piel:

       Observe bien todo su cuerpo, al frente y atrás, en el espejo.

       Revise debajo de sus brazos y a ambos lados de cada brazo. Asegúrese de observar la parte posterior de los brazos, que pueden ser difíciles de ver.

       Doble los brazos en el codo y observe ambos lados de su antebrazo.

       Observe las palmas y el dorso de las manos.

       Observe la parte frontal y posterior de ambas piernas.

       Observe las nalgas y entre ellas.

       Examine su área genital.

       Observe su cara, cuello, parte posterior de su cuello y el cuero cabelludo. Use un espejo de mano y un espejo de cuerpo entero, junto con un peine, para ver las áreas de su cuero cabelludo.

       Observe sus pies, incluso las plantas y los espacios entre los dedos.

       Pídale a una persona de confianza que le ayude a examinar las zonas difíciles de ver.

 Qué debes hacer cuando tienes una lesión sospechosa?

Debes acudir de inmediato a un MEDICO ESPECIALISTA EN DERMATOLOGIA para que valore tu lesión, te realice estudios de extensión y te brinde las mejores opciones de tratamiento.

Qué tratamientos hay disponibles?

Si se trata de un cáncer de piel no melanoma (carcinoma basocelular y carcinoma escamocelular y otros) se puede emplear la cirugía micrográfica de Mohs, escisión simple, escisión por rasurado, electrodesecación y curetaje, criocirugía. La mejor opción dependerá de la ubicación del tumor y factores relacionados con el estado actual del paciente.

Si se trata de un cáncer de piel tipo melanoma el tratamiento dependerá de la etapa y localización del melanoma, así como del estado de salud general del paciente que irá desde la cirugía (escisión amplia), interferón, hasta radioterapia y quimioterapia.

 BIBLIOGRAFIA

 ·         Fitzpatrick TB. Dermatología en Medicina General. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 7ma Edición

 ·         Bologna, Jorizzo, Rapini. Dermatology. Ed. Mosby 2002

 ·         Estadísticas Cancer de Piel Servicio de Dermatología HCAM año 2013, 2014 y 2015

 ·         Instituto Nacional de Cáncer. http://www.cancer.gov/espanol/tipos/piel